Protocolo de cambios posturales para personas dependientes

El cambio de postura mientras estamos en la cama se realiza como respuesta a la presión que sentimos en las zonas de apoyo. Las personas dependientes, en ocasiones, no pueden sentir esta presión o no tienen la capacidad para realizar movimientos.

Es por esto que su cuidador debe ejecutar esos cambios posturales para evitar heridas y úlceras en la piel de la persona encamada.

Los cambios de postura deben realizarse cada 2 o 3 horas en decúbito lateral, decúbito supino (bocarriba) y fowler (semisentado). Con personas dependientes colaboradores puede realizarlo una sola persona, de lo contrario es aconsejable hacerlo entre dos personas.

A continuación, detallamos el procedimiento para mover a la persona encamada en las posiciones básicas:

Decúbito lateral

Para colocar a la persona de lado (izquierdo o derecho y alternar) debemos colocar una almohada debajo de la cabeza y detrás de la espalda, de manera que el cuerpo quede apoyado y con una leve inclinación.

Flexionaremos el brazo inferior paralelo a la cabeza y el brazo superior lo mantendremos apoyado en el cuerpo. La pierna inferior quedará ligeramente flexionada y la superior a la altura de la cadera.

Decúbito supino

Colocar una almohada para apoyar la cabeza y otra debajo de las pantorrillas, quedando las rodillas ligeramente flexionadas. Si se desea se puede colocar una almohada a los pies de la cama para evitar una extensión excesiva de los pies a modo de tope.

Fowler

Para conseguir una posición semisentada, la cabecera de la cama debe elevarse formando un ángulo de 45º. Al igual que en la posición decúbito supino, debemos colocar una almohada bajo las pantorrillas para mantener una ligera flexión de las rodillas. Para mayor comodidad de la persona podemos colocar una almohada detrás del cuello.

Si la persona se ha escurrido hacía abajo, primero debemos retirar la almohada del cuello, colocarla en posición decúbito supino y poner la cama en posición horizontal.

Después, ayudándonos de una sábana entremetida entre cama y cuerpo, tiraremos hacia arriba. Finalmente, podemos volver a colocar la almohada en el cuello y a la persona en la posición correspondiente.

Conclusión

Las casas con varias plantas pueden valerse de un salvaescaleras para cambiar de estancia o trasladar a la persona al sofá o a la cama, de manera que facilite el proceso y mejore la calidad de vida de la persona dependiente.

Tiene fácil instalación y su asiento ergonómico hace que el trayecto se agradable y cómo. Puedes consultar más soluciones adaptadas a las necesidades de las personas dependientes en nuestra web.

10 Beneficios sociales y fiscales para personas con incapacidad permanente

Beneficios sociales y fiscales Ballester Movilidad

Las personas con una discapacidad permanente reconocida suelen solicitar una pensión por discapacidad como primer paso, pero existen otras ayudas económicas destinadas a facilitar el día a día de estas personas a pesar de su discapacidad.

Para solicitar el certificado de discapacidad debemos regirnos por el Real Decreto 1971/1999 donde se establece la regulación del porcentaje de discapacidad teniendo en cuenta la limitación física o psíquica y los factores socioeconómicos de la persona solicitante.

Este documento sirve como prueba de dicha condición para acreditar ante terceros determinado grado de discapacidad y el acceso a servicios o ayudas que mejoren su calidad de vida.

Ayudas

En las siguientes líneas comentamos las ayudas económicas sociales y fiscales a las que pueden optar personas con discapacidad permanente reconocida.

  1. Tratamientos farmacéuticos: precios reducidos para tratamientos crónicos o de larga duración para los medicamentos recetados en función de su condición y de la renta del sujeto.
  2. Autonomía personal: dependiendo del grado de discapacidad, de su renta y su unidad familiar, la persona discapacitada podrá solicitar el pago completo o parcial del material necesario -sillas de ruedas, prótesis, etc.- para hacer su vida más fácil.
  3. Estudiar: transporte, material, estudios o gastos son cubiertos por la mayoría de centros públicos y privados.
  4. Inserción laboral: un número de plazas para empleo público y privado están reservadas para para personas con discapacidad reconocida.
  5. Beneficios personales: a pesar de tener reconocida una incapacidad permanente, existen puestos de trabajo compatibles con tu estado de salud, por lo que es posible optar a un puesto de trabajo complementario a la pensión por discapacidad.
  6. Vehículos y viviendas: Las personas con incapacidad que tengan limitada su movilidad podrán solicitar ayudas para la adaptación de vehículos y viviendas.
  7. Aparcamiento: las personas con una discapacidad del 33% o superior, movilidad reducida o con vehículos destinados al transporte de personas con discapacidad podrán solicitar la tarjeta de aparcamiento para personas con movilidad reducida.
  8. Transporte público: existen abonos para usar el transporte público a precio reducido para personas con discapacidad.
  9. Ocio: tanto empresas públicas como privadas suelen ofrecer descuentos o entradas gratuitas para personas con diferentes grados de discapacidad.
  10. Otras ayudas: dependiendo del grado de discapacidad, podrás solicitar ayudas para compra o alquiler de vivienda, por familia numerosa, por miembros discapacitados en la unidad familiar, para autónomos, con IVA reducido para compra de vehículos, un subsidio extraordinario por desempleo o beneficios fiscales en IRPF y Renta.

Deporte y Discapacidad: Nada es imposible

deporte Ballester Movilidad

Lo que empezó siendo una medida de rehabilitación para personas con algún tipo de lesión física, acabó convirtiéndose en un deporte paralímpico.

Tras la Segunda Guerra Mundial, debido a la gran cantidad de lesionados permanentes, se comenzó a recomendar el deporte como medida paliativa. Tan solo unos años después, esta modalidad tuvo sus propios Juegos Paralímpicos.

ADAPTACIONES BÁSICAS

Para realizar estos deportes adaptados existen varias modificaciones que hacen accesible los deportes para personas con discapacidad. Las modificaciones que se recogen, principalmente, son:

  • Adaptación de las normas y reglamento del juego. Las normas y reglamentos son modificados según las condiciones de los jugadores, haciendo el deporte más accesible para ellos.
  • Adecuación de las instalaciones. Además de habilitar las instalaciones para el acceso adecuado a las mismas, también deben respetar transformaciones básicas en la pista para su reconocimiento por las personas que realicen el deporte adaptado.
  • Corrección de las tácticas deportivas. Teniendo como base las técnicas y tácticas del deporte estándar, éstas se modifican para su adaptación a personas con discapacidad.
  • Innovación en el material utilizado. Debido a la discapacidad para el que se ha adaptado cada deporte, el material necesario para practicarlo también deberá estar adaptado.

BENEFICIOS SOCIALES Y PSICOLÓGICOS

Todos sabemos que el deporte es parte fundamental en la vida de cualquiera para construir y mantener una buena forma física y un buen estado de salud.

Por supuesto, también forman parte de rehabilitaciones y terapias para recuperarse o paliar lesiones físicas.

En personas con discapacidad, además, toma un papel fundamental a nivel social y psicológico. El deporte adaptado permite a la persona que lo practica establecer relaciones sociales fuera del entorno familiar y sanitario, permitiendo la inclusión social y la normalización social. En el mismo sentido, la práctica deportiva aumenta la autoconfianza y la autoestima, ofreciendo un sentimiento de superación y eliminación de barreras para la persona con discapacidad, así como servir de abstracción a las limitaciones que padece.

DEPORTES ADAPTADOS

Sabemos que son muchos los deportes que hoy en día están adaptados, pero hoy compartimos los 10 deportes que, además, forman parte de las paralimpiadas. En cada uno se incluye para qué tipo de discapacidad ha sido adaptado.

BOCCIA

Es una modalidad exclusivamente paralímpica, similar a la petanca e ideado para personas con parálisis cerebral.

Es un juego de precisión y se juega lanzando bolas rojas y azules lo más cerca posible de otra blanca. Se puede jugar de forma individual, en parejas o en grupos.

GOALBALL

Jugado en una pista rectangular con una portería a cada lado, se juega en equipos de personas con diferentes grados de discapacidad visual que usan un antifaz para competir en igualdad.

A diferencia del fútbol, en este deporte se usan las manos para lanzar el balón. Aquí el material también está adaptado y se juega con un balón grande y sonoro.

JUDO

Es un deporte perteneciente a las artes marciales que requiere de defensa y ataque. Esta práctica es realizada por personas con alguna discapacidad visual.

Es la adaptación con menos modificaciones y únicamente se diferencia del convencional en que los contrincantes comienzan agarrados de las solapas y las instrucciones del árbitro son sonoras.

TIRO CON ARCO

La normativa es similar al tiro con arco convencional. Es practicado por personas con discapacidad física o parálisis cerebral.

Existen dos modalidades, en silla de ruedas o de pie y se practican de forma individual o por equipos, tanto masculinos como femeninos.

NATACIÓN

Está entre los deportes adaptados más conocidos y es practicado por personas con discapacidad física y discapacidad visual.

Las modalidades existentes son braza, mariposa, espalda y libre.

CICLISMO

Es un tipo de deporte concebido para un gran espectro de discapacidades. Personas con discapacidad física, parálisis cerebral o deficiencias visuales son aptas para esta disciplina.

Se practica tanto en carretera como en pista y existen dos modalidades: en bicicleta convencional y handcycling o ciclismo manual.

FÚTBOL 7

Similar al fútbol convencional, su normativa también está establecida por la Federación Internacional de Asociaciones de Fútbol (FIFA).

En este caso, no existen los fuera de juego y la duración del partido es algo inferior a la habitual. Los equipos deben estar conformados por personas con diferente nivel de discapacidad.

ATLETISMO

Está destinado a personas con cualquier tipo de discapacidad y existen tres modalidades: maratones, lanzamientos y carreras de velocidad.

Puede ser practicado en silla de ruedas o con una persona guía.

BALONCESTO EN SILLA DE RUEDAS

Tiene las mismas normas que el baloncesto convencional y es practicado por personas con algún tipo de discapacidad física.

En este deporte adaptado el jugador no puede dar más de dos impulsos a su silla sin pasar o botar la pelota. La canasta está situada a la misma altura que en el baloncesto convencional, por lo que supone un extra para las personas con discapacidad.

CONCLUSIÓN

En la actualidad, el deporte es tendencia y está a la orden del día. Y, como no podía ser de otra forma, el deporte adaptado también es válido para las personas con discapacidad.

Además, supone una forma de reto y de superación personal para fortalecerse tanto físico como mente.